Estrategias de marketing offline efectivas

Parece que el marketing online ha llegado como un tsunami arrasando todo. En ocasiones da la sensación de que no existen más opciones que la web, redes sociales y demás soportes digitales. Pero ¿sabes qué? Hace unos años (tampoco tantos) cuando la digitalización de las empresas no se contemplaba, existían otros canales de persuasión muy efectivos para impactar en el cliente e incrementar las ventas de tu negocio. A lo mejor te parece de otra era pero ¡no lo es! Actualmente se siguen teniendo en cuenta canales tradicionales de comunicación a la hora de preparar una efectiva estrategia de marketing desde soportes impresos, como revistas o periódicos, hasta mupis, flyers, spots de televisión, radio e, incluso, el merchandising. Lo ideal es saber combinar ambos soportes para alcanzar los mejores resultados.

Tener en cuenta los canales offline en la estrategia es fundamental para conseguir el objetivo. Pero ¿cuáles son los medios tradicionales más adecuados? No hay respuesta a esta pregunta, ya que todos son válidos, dependen de las metas que te marques. Aquí te dejamos algunos de los más demandados. 


Acciones de marketing offline que debes tener en cuenta

Anuncios:

Existen numerosos soportes donde puedes implantar tu spot publicitario. Pero ¡para el carro! no va a ser tan sencillo… Lo primero que debes analizar es el público al que te diriges y en función de sus intereses, edad, género y área geográfica podrás decidirte por una revista, la radio, un periódico o la televisión, entre otros. Hay que tener en cuenta que el coste de los anuncios en medios de gran alcance es más elevado, así que no te tires a la piscina sin antes decidir si realmente es lo que estás buscando. Por otro lado, te permitirán segmentar el público e impactar en aquellos potenciales clientes que están en tu zona. Por ejemplo, si cuentas con una tienda física en Valladolid puedes seleccionar medios locales para llegar a personas que están cerca de la ciudad insertando una cuña de radio o un anuncio en un periódico local.

Ferias:

El tú a tú siempre funciona. Tratar con el cliente directamente es muy efectivo. Las ferias y los congresos te permitirán posicionar tu producto o servicio en el mercado, contactar con nuevos clientes e incrementar tus oportunidades de venta. Participar en este tipo de eventos, por lo general, es costoso, así que analiza bien si el público que acude a la feria es de tu interés y vas a sacar algún tipo de rentabilidad a tu participación. 

Patrocinios:

Ser patrocinador de un evento es muy efectivo y quien diga lo contrario ¡está equivocado! fíjate en las grandes marcas que luchan por estar presentes en los mayores eventos deportivos. Rolex, Nike, Adidas, BMW, Mercedes… son solo algunas de las firmas que acaparan el protagonismo en balizas, traseras, entradas y artículos de merchandising. Seguro que pensarás: “¡Qué graciosos! me están poniendo de ejemplo grandes marcas con las que me resulta imposible competir”. ¡Efectivamente! tienes razón, pero es solo un ejemplo para que veas la importancia que tiene este tipo de publicidad offline para cualquier empresa, sea del tamaño que sea. Si ellos quieren estar presentes será por algo ¿no? Ahora lo que debes pensar es como hacer algo parecido pero en menor escala. No hace falta que contrates los luminosos de importantes estadios de fútbol o que patrocines la NBA, puedes optar por pequeños soportes muy eficaces y más económicos. Por ejemplo, alguna carrera popular, campeonatos regionales, concursos… existen cientos de eventos diarios en los que podrías participar. Por ejemplo, Merrel, uno de nuestros clientes principales, lleva a cabo demostraciones en tiendas para acercar su excelente material técnico al cliente final, ¡toma ejemplo! 

Street marketing:

Las calles también están ahí para publicitar tu producto. Los autobuses, los mupis (soportes publicitarios instalados en elementos de mobiliario urbano), las plazas y las calles concurridas pueden ayudarte a llegar a nuevos clientes. Se trata de una publicidad de guerrilla muy efectiva -si se hace bien- y, en ocasiones, poco costosa. ¿Cuántas veces has cogido un flyer por la calle y te ha solucionado la papeleta? o ¿has visto en la parada del bus justo lo que estabas buscando? Así de efectivas son estas acciones que invaden la ciudad y no nos damos cuenta hasta que no paramos a mirar. 

Folletos y material de papelería:

Son un clásico de venta. Puede que la comunicación online nos haya invadido pero siempre hay clientes que prefieren ver los productos en papel. Los catálogos, flyers, el packaging, cupones… son un medio tradicional que te permitirá fidelizar al cliente y crear un vínculo inquebrantable. ¡Nunca salgas sin tus tarjetas de visita! 

Merchandising:

Los artículos de regalo como tazas, libretas, bolis, camisetas o un lanyard son la opción preferida de las grandes firmas, pero también de las pymes. Un llavero con el nombre de la firma, la camiseta que usas para hacer deporte, la bolsa que llevas a la compra o el boli que utilizas para firmar… seguro que alguno de los elementos de tu día a día es un producto de merchandising de alguna conocida marca. Bonitos, impactantes y, sobre todo, muy útiles, estos productos de propaganda te servirán para conectar con el cliente y generar atracción. Crea tu propio material corporativo y ¡marcarás la diferencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad